bannerweb

No hay forma de amor más pura que la entrega completa del alma.

El amor como la forma de expresión máxima de la belleza interna del ser, sólo puede existir en la medida que me entrego totalmente. Entregarse significa renunciar a los conflictos y el egoísmo, ir más allá de las necesidades personales y asumir un compromiso mutuo de vida. Esa es la señal del verdadero amor. Pero para que se dé hay tiene que existir mucho respeto y entendimiento, porque es un proceso de transformación. Más aún cuando el amor es tan amplio que no se limita a dos o cuatro personas, sino al mundo entero.



Dejar Comentario