bannerweb

Instrucciones Secretas para el Amor (Parte I)

[AdSense-A]

El truco del mini –diccionario

Siempre me ha costado entender por que las personas eran capaces de gastar tanto tiempo y dinero para aprender a manejar un auto, mientras que solo dedican unas pocas horas, ocasionalmente, para aprender las reglas de la comunicación entre enamorados.

Un cura extraordinario que conocí cuando era joven me dijo un día. Todas las personas deberían hacer una especie de lección el que definirán el significado que para ellos tienen las palabras más importantes o las que utilizan mas a menudo. Inténtalo y veras que todos damos sentidos ligeramente o diametralmente distintos a una misma palabra. Esta relacionado con nuestra educación y nuestro carácter. Con este método, cuando nos encontramos con alguien y deseamos establecer una relación duradera, empezamos por intercambiar nuestro pequeño diccionario ¡anda, mira! Para ti las palabras “placer, trabajo, amor…” significan esto … estoy de acuerdo en cuanto al trabajo. Pero respecto al placer mi opinión no es exactamente la misma, etc., etc.

[AdSense-C]

Imagínate los errores que podrías evitar de esa manera. Mensajes mal entendidos y que provocan tensiones, o discusiones que desembocan en conflictos mas serios. Cada uno conoce, desde el principio, los puntos sensibles del otro y por tanto puede tomar las precauciones necesarias para no herir o enfrentarse con su pareja. Además, esto permite también descubrir de forma más rápida si los puntos en común son suficientes y si merece la pena seguir con la relación. De esa manera se comprende que los sentimientos no tienen mucho que ver con la relación y que solo se trata de algo físico. Entonces buscamos una compensación afectiva que no nos ofrezca duda o bien nos damos cuenta de que el intercambios es sobre todo del tipo intelectual o espiritual, pero que la relación carnal es secundaria e incluso apasionante. Así se declaran las cosas y se consigue estar de acuerdo acerca del significado de la fidelidad, por ejemplo. Es un buen método para evitar encerrarse en una relación que no conduce a nada a corto o largo plazo, si no es a odiarse o hacer pagar muy caro al otro el fracaso de la relación.

Echemos un vistazo a los 6 errores que cometemos con frecuencia y que deberíamos eliminar lo antes posible.

[AdSense-C]

Error N°1

No hacemos a nuestra pareja las preguntas suficientes y realmente importantes desde el primer encuentro… … y más adelante deberíamos también hacerlas, por supuesto.

– Cuanto más conozcamos a una persona mas protegidos estaremos frente a las desilusiones los sentimientos y la reflexión pueden combinarse perfectamente.

Error N°2

Conscientemente o no rechazamos oír las señales de alarma que deberían ponernos en guardia frente a un comportamiento de nuestra pareja que nos disgusta e incluso nos desestabiliza.

– Creo que bebe demasiado… No, no solamente durante el fin de semana o alguna copa de vez en cuando. En realidad… Y le hacemos compañía para ayudarle a dejarlo o para hacer callar las malas lenguas. Te imaginas como sigue.

Error N°3

A menudo nos comprometemos de forma peligrosa.

– Todo lo que le gusta o le conviene a nuestra pareja no es necesariamente bueno para nosotros. Compartir la vida con alguien no significa que haya que convertirse en su copia o someterse a sus caprichos. Eso indicaría que tienes poca personalidad. En todo compromiso existen limites y sobre todo deben ser recíprocos. El equilibrio nace del intercambio.

Error N°4

A veces ocurre que la atracción física nos impide ver el verdadero carácter de nuestra pareja.

– En esos casos es necesario dejar que hable el corazón y no fiarse de las apariencias. En efecto los ojos solo ven lo que queremos que vean; Es con el corazón con el que penetramos en la mente del otro. De esa manera, sabemos exactamente en que situación se encuentra una relación.

Error N°5

Nos tienta dejarnos llevar por las apariencias.

– El dinero, la apariencia externa, la reputación, el poder…. Todo ello puede impresionarnos y hacernos olvidar que hay que ver mas allá; el día que lo hacemos ya es demasiado tarde y puede que no haya solucion.

Error N°6

A menudo nos comprometemos en relaciones largas sin
haberlo pensado realmente.

– Tomar distancias, observar, hacerse preguntas, realizar un balance de la relación, escuchar otras opiniones(que no significa aceptarlas), todo ello evitaría muchas veces conflictos que surgen años mas tarde.

Quizás pienses que mis sugerencias no son nada románticas, o que hay que dejar al amor el derecho de ser ciego. Estas en tu derecho, pero en ese caso debes también aceptar sin rechistar los fracasos, las desilusiones y las separaciones.

Por lo que a mi respecta, también he vivido, como todo el mundo, tempestades amorosas y rupturas dolorosas. Pero ello no me a apartado del amor, pues he aprendido muy deprisa a ver los acontecimientos con claridad. De esa manera se sabe siempre en que situación nos comprometemos y lo que podemos aceptar de una relación. A partir de ese momento podemos sin prejuicios y saber exactamente hacia donde nos conduce. Puedo asegurarte que una actitud como esa no impide de forma alguna disfrutar plenamente de los sentimientos que surgen de la relación. Ser prudente no significa ser distante y frío, sino precisamente “saber a donde vamos”. Después se decide si se quiere o no seguir adelante.

[AdSense-B]

Dejar Comentario