bannerweb

Frutas que curan | Parte I

Las frutas son alimentos naturales saludables y contienen los nutrientes y la energía que nuestro organismo necesita para que podamos tener una vida física y mental en óptimas condiciones.
Entre las diversas variedades de frutas existen incompatibilidades de orden químico que producen tóxicos muy perjudiciales para el buen funcionamiento digestivo.

CLASIFICACIÓN DE LAS FRUTAS

DULCES. Todas son compatibles entre sí a excepción de la sandía. Su sabor es agradables y son ricas en complejo B 12 y complejo B 15. Entre ellas están: manzana, sandía o patilla, banano, sapote, pera, pomarrosa, granada, mango.

ACIDAS. Por su alto contenido ácido son excelentes para purificar la sangre, bajar el colesterol y el ácido úrico, además son ideales para bajar de peso. Ellas son: piña, limón, naranja, tamarindo y en general todas las cítricas.

SEMIACIDAS. Su sabor es más suave y contienen muchas proteínas. Ellas son: fresa, lulo, feijoa, durazno.

NEUTRAS. Su sabor es insípido, muy ricas en minerales y vitaminas. Entre ellas están: las nueces, el coco, las avellanas, las almendras, el chontaduro, el maní. Tienen un alto contenido de grasa, fósforo, potasio, azufre y proteínas que fortalecen considerablemente los sistemas muscular e inmunológico.

NO SE PUEDEN MEZCLAR: naranja con melón, banano con piña por ejemplo. Por eso es muy importante conocer la clasificación de las frutas porque algunas mezclas producen sustancias inconvenientes para la salud excepto las frutas dulces que no producen efectos nocivos. Los azúcares de las frutas dulces mezclados con las grasas de los frutos neutros o secos producen graves indigestiones. La piña mezclada con cualquier lácteo intoxica el organismo. La naranja mezclada con el melón irrita los intestinos y retarda la transformación de la glucosa. El limón mezclado con papaya altera los niveles de hemoglobina en la sangre produciendo anemia. La zanahoria mezclada con naranja congestiona el hígado alterando su funcionamiento, afecta los riñones, los conductos uretrales, aumenta la producción de bilis y provoca acidez.

SE PUEDEN MEZCLAR: todas las frutas dulces y las secas o neutras.

IMPORTANCIA DE LA FIBRA. Retrasa la absorción de azúcar equilibrando su nivel en la sangre. Facilita el paso de las heces por el tracto intestinal y reduce los excesos de grasa en la sangre. La fibra es la parte de los alimentos vegetales que no se digiere. Las frutas con un alto contenido de fibra son: la piña, el mango, la mandarina, la naranja. Existen dos clases de fibra: la soluble como la peptina que se descompone parcialmente en el intestino grueso y la celulosa que no experimenta cambios significativos en el trayecto por la vía intestinal.

Dejar Comentario