bannerweb

Cómo activar la circulación de las piernas

Además de la alimentación y el deporte podemos mejorar nuestras piernas con trucos de belleza al alcance de todas. En este sentido, tu mayor aliada será el agua fría, ya que mejora la circulación sanguínea, estimula los tejidos, realiza un efecto exfoliante que elimina pieles muertas, provoca la contracción vascular (lo que permite curar o evitar varices) y, en definitiva, ayuda a lograr una piel más firme, joven y saludable, entre otros beneficios. Por lo tanto, aquí van unos consejos para estimular tus piernas con agua fría estés donde estés.

Bajo la ducha
Pasa lentamente un chorro de agua fría a 10 centímetros de tu piel, desde los dedos de los pies hasta las rodillas, y después baja otra vez hasta los tobillos. Repítelo cada vez que te duches.




En la bañera
Siéntate con las piernas estiradas. Pasa un chorro de agua desde los tobillos hacia los glúteos y hasta que el agua recubra por entero tus muslos o mejor, incluso cuando el agua llegue a la cintura. Permanece unos minutos dentro del agua (o hasta que no aguantes más).

En la playa
Camina al borde del mar con el agua a la altura de los tobillos, de las rodillas o de los muslos, como mejor te sientas. Este ejercicio posee numerosos beneficios para las piernas: el agua fría salada relanza la circulación y tonifica los tejidos, mientras que el movimiento efectuado en el agua realiza un masaje beneficioso.

Dejar Comentario